Reducción de grasas y malos olores en planta procesadora de salmones en Puerto Montt

En esta planta procesadora de salmones ubicada en la XIII región, la aplicación de tratamiento de aguas de Indurres fue clave para reducir los molestos malos olores que afectaban a las comunidades cercanas.


Con la expansión de la ciudad en los últimos años esta planta productiva comenzó a verse rodeada de comunidades y poblaciones vecinas, lo que hizo necesario resolver de forma efectiva los malos olores que se emanaban producto de su actividad acuícola.


El tratamiento aplicado en estas aguas consistió en el uso de los productos de las líneas BEC y GNZY, productos bioenzimáticos creados por Indurres para degradar residuos tales como grasas, proteínas, almidones, celulosas, hidrocarburos y otros.


El uso combinado de productos BEC 106 y BEC 201, más el digestor de grasas GNZY 200, especialmente formulado para industrias con alta producción de grasas, logró reducir en poco tiempo los niveles de residuos indeseados, y como consecuencia de aquello disminuir los olores que emanaban de su producción de productos marinos.


Al igual que todos los productos bioenzimáticos de Indurres estos productos cuentan con sello EB BIOBENIGNO®, tecnología que contribuye al mejoramiento del medio ambiente.